¿Qué es una trampa de grasa y para qué sirve?

Trampas de Grasa

¿Cómo Funcionan las Trampas de Grasa?

Las trampas de grasa consisten en un sistema mecánico que mediante una serie de compartimentos especiales en un tanque, separa del agua aquellos residuos sólidos y restos de grasa, evitando que avancen por el sistema de cañería y desagüe. De esta forma se mantiene una circulación fluida sin obstrucciones, impidiendo la acumulación de sustancias indeseadas. Así las aguas vertidas pueden proseguir con seguridad hacia los sistemas de evacuación y tratamiento.

Las trampas de grasa se utilizan en lugares muy proclives a ese tipo de acumulación, ya sea por las características de los elementos que necesitan del agua para su tratamiento o por la suma de residuos que conlleva el flujo alto y constante de líquido. Por ello suelen ser indispensables en lugares de elaboración y preparación de alimentos, tales como plantas, restaurantes, hoteles o negocios de comidas rápidas.

Mantenimiento de una Trampa de Grasa

funcionamiento trampas grasa

Funcionamiento de las trampas de grasa.

No todas las trampas de grasa son iguales. Tanto sus materiales y capacidad deben definirse por los criterios de un experto en gestión de residuos. Este no sólo tiene a cargo el proceso de su construcción y mantenimiento, sino la responsabilidad de evitar que los residuos orgánicos provoquen obstrucciones y malos olores, lo que puede aumentar el riesgo de contaminación de los alimentos e incluso provocar el reemplazo de las cañerías.

Usualmente se construyen en acero inoxidable o cemento, aunque también se utilizan materiales plásticos y resistentes. Sus dimensiones irán en proporción con las necesidades específicas de cada establecimiento, y por eso podemos encontrarlas de 50 a 100 litros en una cocina importante, hasta cifras de 45000 litros en una gran planta industrial. Pero sea cual sea su tamaño, el mantenimiento de una trampa de grasas es ineludible como una responsabilidad de salud pública y debe ser hecho por un profesional competente.

Limpieza Adecuada de una Trampa de Grasa

Según la legislación vigente, las trampas de grasa deben contar con un mantenimiento periódico debido al posible riesgo de contaminación pública. Su adecuada limpieza debe ejecutarse por un gestor de residuos profesional, quien además debe trasladar los residuos hacia un centro de tratamiento adecuado, donde muchos pueden convertirse en combustible biológico. Las trampas pequeñas tienen un ciclo de limpieza de aproximadamente dos días, y las industriales cada 90 días.

En WasTech somos expertos certificados en diseño y mantenimiento de trampas de grasa. Contamos con la mejor tecnología de limpieza, recolección y transporte de residuos, que incluye equipos de protección, sistemas de lavados profundos, bombas de succión y una flota de transporte de primera. No corra riesgos de salud pública ni permita un daño en la calidad de sus instalaciones.

Deje su seguridad en manos profesionales.

 

 

 

 

Referente a este artículo en nuestro Blog: Trampas de Grasa

A %d blogueros les gusta esto: